fbpx

« SERIE – TU CUERPO HABLA »

Nuestro cuerpo es el mejor medio que nuestro ser tiene para comunicarse, incluso mejor que la mente. Es tu cuerpo el lienzo en donde puedes ver y evaluar tus emociones y cómo estás vibrando.
El estado natural de tu cuerpo es la salud, es perfecto por naturaleza. Cuando éste manifiesta algún dolor, irritación, inflamación o enfermedad nos está diciendo que de alguna manera nos salimos del camino y hay que regresar al estado de bienestar donde la energía fluye y por consecuencia nosotros fluimos como el agua en un río.
En este post quiero enfocarme en hablar sobre el oído como órgano de percepción. En Ayurveda el oído recibe el sonido a través del elemento Éter, el más sutil de todos los elementos,  es el espacio que permite la manifestación del sonido.
Cuando hablamos de escuchar, no sólo nos referimos a escuchar con el oído sino a ser capaces de escuchar también lo que tus emociones, tu cuerpo, tu mente y tu espíritu están manifestando. Para lograr desarrollar este oído más sutil  hay que voltear nuestros sentido a escuchar dentro de nosotros y poner atención a lo que vibra dentro de ti.
Aquí vamos a explorar varias técnicas de Yoga & Ayurveda que te ayudarán a sintonizar con ese oído más sutil:

Respiración Bhramari
Esta respiración es ideal para trabajar con tus oídos y cualquier afección auricular. La vibración que emites con esta respiración desbloquea la energía de oídos y garganta. Sutilmente te ayuda a escucharte por dentro.

  • Siéntate en postura fácil sobre tu tapete o en una silla con la espalda recta.
  • Cierra tus ojos y tapa tus oídos con los dedos pulgares de tus manos.
  • Inhala profundamente, mantén tu boca cerrada y exhala por la nariz haciendo un sonido como abeja zumbando o como si dijeras “OM” con la boca cerrada.
  • Repite 5 veces este ejercicio.

Journaling
Esta es una práctica muy buena que te ayudará mucho a escuchar tu cuerpo. Escoge un cuaderno de las proporciones y color que te guste. En estas hojas te invito a llevar un récord o anotaciones de qué te está diciendo tu cuerpo. Mi sugerencia es que por lo menos escribas durante la mañana, el medio día y la noche. Registra qué sensaciones experimentaste en tu cuerpo, pueden ser sensaciones fisiológicas como hambre, gastitris o emociones, pregúntate ¿en qué parte de mi cuerpo siento paz, o enojo? por ejemplo. Llevando esta atención, notarás que es mucho más fácil conocerte y saber cómo regresar al balance.

Escucha tu corazón
La voz del corazón es tu voz interna, esa voz que has escuchado que habla muy quedito como un susurro y que te guía cuando tomas alguna decisión. Cuando tienes que tomar una decisión y no estás muy segura de qué hacer, deja de pensar y llévalo de la mente a tu cuerpo. Si tu cuerpo se siente bien, ligero, amplio y respiras con facilidad quiere decir que esa opción es la correcta para ti. Si en cambio sientes contracción, respiración corta y el cuerpo entumido quiere decir que seguramente no es lo mejor para ti. Experimenta con este consejo en cosas sencillas y verás cómo tu alma y corazón te dicen qué es lo mejor.

Recuerda tus sueños
Cuando estamos dormidos se nos develan muchas cosas de nuestro mental, causal y astral. Toda esa información que está en nuestro campo magnético, queda rondando y se manifiesta claramente en los sueños. Cuando te despiertes por la mañana intenta hacer una recapitulación de tus sueños y escucha qué te quiso comunicar tu mente subconciente. Tal vez la respuesta que andes buscando se te devele durante el sueño.