fbpx

El uso de props y elementos de soporte como bolsters, mantas, sacos de arena y pelotas terapéuticas son comunes ya que nos ayudan a adaptar y propiciar ciertos efectos buscados en el Yoga Terapéutico.

Ademas de las posturas podemos hacer uso de cantos y mantras que nos sirven para estabilizar la mente y centrar al alumno en el aquí y en el ahora. Es impresionante el efecto tranquilizante que tiene el uso de la voz y la vibración.

La visualización aunada con la respiración es también una herramienta poderosa en la sanación y nos abre el camino para llegar a esos lugares donde debemos entrar para sanar. Está comprobado que la visualización influye en la neuroplasticidad del cerebro, el cual cambia según las áreas que más utilizamos según nuestra actividad mental. Por eso es de vital importancia mantener un sistema de pensamientos y expresión positivos.

La meditación es también una herramienta muy útil para tratar patologías en el Yoga Terapéutico ya que se desarrolla la intuición, el conocimiento y la autoconciencia  lo que facilita la liberación de viejos patrones y hábitos que nos han llevado al desequilibrio o falta de salud a través de largos periódos de tiempo y nos abre camino para acceder al control de funciones inconscientes como la frecuencia cardiaca, sistema inmunológico, sistema linfático, presión en la sangre. Además disminuye nuestros niveles hormonales y de estrés que responden a sentimientos de reacción de lucha o huida.

yoga-double-exposure-photograph-portrays-relationship-human-nature-47312114

Hecha mecánicamente, el ásana no es más que un trabajo de ejercicio físico, pero con la concentración y la respiración correcta su alcance es mayor y más profundo, comienza a tener un efecto en el interior de la persona y entonces hay Yoga, se experimentan sentimiento de felicidad, bienestar y una dimensión trascendental del ser humano.

Es importante decir que el proceso de sanación requiere paciencia, esfuerzo y constancia. Para ello es necesario que tomemos acciones específicas y hacer cambios en nuestras vidas, siempre cultivando una mente positiva y haciendo reflexión sobre el origen de nuestro padecimiento. Cada pequeña mejora adquirida en la práctica constante tendrá grandes beneficios en la salud y bienestar que se experimentará como resistencia física, aumento de la vitalidad, sensación de bienestar, fortaleza muscular y ósea así como un incremento en la capacidad de resiliencia.

También es importante aclarar que la práctica de Yoga Terapéutico no sustituye la visita y el tratamiento que el médico especialista pueda brindar. De hecho, es necesario que cuando el alumno se presente a la clase de yoga traiga consigo el diagnóstico de su médico y haga conocer al maestro cualquier situación o condición médica para así proveer una práctica de yoga satisfactoria y provechosa para el alumno que apoye su proceso de sanación.